DERECHOS DE AUTOR

Todos los textos,fotografías,topografías,dibujos, etc. publicados en este Blog, son propiedad de los autores y no se permite ningún tipo de reproducción, copia o publicación total o parcial de los mismos por ningún medio gráfico o informático sin el permiso escrito del autor o autores, siendo de aplicación lo dispuesto en el Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril sobre la Propiedad Intelectual.

Ecología


Actas del VI Congreso Español de Espeleología. La Coruña, 10, 11 y 12 de Octubre de 1992.


Vegetales Rupícolas en las Cavernas

del Monte San Cristóbal.

Armendariz Díaz, A.; Armendariz Andreu, J. y García Tre, P.
 G.E. Cameros. Logroño.

Resumen:
La vida vegetal en las zonas kársticas representan una interesante serie de cambios en los vegetales, tanto fisiológicos como en relación a las familias características de la zona exterior.
Las cavidades de esta zona presentan unas características que permiten la existencia de una serie de vegetales hidrófilos a los cuales les resulta imposible la vida en el exterior.
En la comunicación se presentan las diferencias entre las cavidades y cómo afectan a los vegetales, comparándose al final.


INTRODUCCIÓN
La evolución biológica ha diferenciado unas 400.000 especies vegetales, con lo cual este inmenso reino ha sabido adaptarse a infinidad de habitats, y aunque no se pueda hablar de un vegetal espeleológicamenté característico, si se pueden ver una serie de modificaciones morfológicas en las plantas que encontramos en la cuevas y simas.
En esta comunicación se estudian estas variaciones y se comparan los resultados de las cuevas, ademas de clasificar las plantas de la zona.


MATERIAL Y MÉTODOS
Se eligió la zona del Monte de San Cristóbal debido a las características que presentan las cuevas de esta Región. Todas ellas presentan grandes bocas que permiten encontrar gran cantidad de especies vegetales.
Para acompañar al estudio se han hecho diversas diapositivas de los ejemplares mas característicos, de su localización, así como de las bocas de la cavidades.
En la recogida de datos se han tenido en cuenta la cantidad de luz, longitud de las hojas, tallo y raíz,de la posición en la boca, altitud, terreno, localidad, etc.

También se ha tenido en cuenta la vegetación típica de la región, habiéndose asimismo clasificado las plantas de la zonas circundantes a las cuevas.
Los tres grupos de vegetales que han sido imposibles de clasificar son los hongos, algas y algunos briófitos, debido a la falta de claves para su clasificación y de medios para poder observar el aparato reproductor de los musgos, al que se le concede gran importancia en los libros de clasificación de los briófitos.

CUEVA DE CERRAUCO :

La boca de la cueva es una gran dolina orientada al sur, lo que favorece la vida vegetal hasta unos 15 m. de profundidad para los vegetales vasculares, mientras que las paredes están tapizadas de algas hasta los 30 m.
La cueva esta dividida en cuatro partes claramente definidas por los vegetales.
En la primera, la dolina de entrada, se encuentran los espermatófitos, con algunos grandes helechos en la parte de la sombra.
Es necesario señalar el paraje desértico de la región, que hace imposible la vida de heléchos en el exterior de la cueva.
La segunda zona es una sala de medias dimensiones perfectamente iluminada por la luz del exterior, habitada por heléchos, musgos, hepáticas, y alguna fanerógama.
Es en esta segunda zona donde se observan los fenómenos de fototropismos, gigantismos y por fin nanismos.
Por ejemplo, el helécho Asplenium tríchomantes pasa de medir 10 cm a medir 2 cm en la parte mas interior de esta segunda zona.
Las paredes de la cavidad están cubiertas de algas azules y verdes, que continúan hacia la tercera zona, en la cual viven las algas y algunos helechos estériles.
Después de los 30 m. entramos en la zona oscura, en la cual solo se encuentran algunos hongos sobre troncos.

 RELACIÓN DE PLANTAS DE LA CUEVA DE CERRAUCO :

FANERÓGAMAS:
Compuestas:                                                                                           
- Achilea mileflorum
- Leucanthemopsis alpina
- Hieracium lanatum
- Billis perenis
- Taraxacum officinale Rosáceas :
- Potentílla reptans

Las fanerógamas abundan en la dolina y algunas han conseguido penetrar hasta los tres metros de profundidad desapareciendo después por completo. Además los pocos ejemplares que llegan a esta profundidad sufren cambios morfológicos.

CRIPTOGAMAS:
Pteridófítos:
- Asplenium petrarchae Se encuentra entre las fisuras de la roca no sobrepasando los 10 cm. Se desarrolla entre los 10 y 20 m. de profundidad.
- Asplenium tríchomantes Tiene las mismas características que el anterior pero más abundante.
- Polipodium vulgare Se encuentra sobre los 5 m. No es muy abundante-
- Phyllistis sagittata
- Pteridium aquilinum

Briofitos:
Hepáticas:
- Frullania dilatata Sólo se encuentra en una de las paredes de la cueva. No es abundante.


SIMA DE SAN CRISTÓBAL :
Después de un pozo de unos ocho metros encontramos una sala semioscura con las paredes tapizadas de algas, con poca zona pteridófita y muchos briófitos y talófítos.
La cavidad se divide en cuatro partes. La primera, la sima con gran cantidad de luz, donde conviven fanerógamas con criptógamas, aunque las primeras disminuyen en numero a medida que descendemos. En el fondo de la sima dominan las criptógamas, aunque viven algunas familias de plantas con flores como la Petrocoptis Viscosa.
Aquí se mezcla la zona espermatofítica con la zona pteridofítica.
Después, de pronto, encontramos una sala parcialmente oscura en la que solo viven algas y algunos musgos. La zona pteridofítica se rompe bruscamente aquí para dar paso a una zona ficofítica.
Después, una gatera da paso al interior de la cueva entrando ya en la zona completamente oscura.
En esta sima es donde mas diferenciada esta la zona pteridofítica de la zona briofítica.

RELACIÓN DE PLANTAS DE LA SIMA DE SAN CRISTÓBAL
Fanerógamas:
- Saxifragaceas :
Saxífraga bryoides. Saxífraga granúlala.     
- Compuestas :
Bellis perennis. Hypochoterís glaba.
- Umbeliferas :
Carumcarvi.
- Cariofiláceas :
Petrocoptis viscosa.
Criptógamas:
-Pteridofitos :
Asplenium pertrarchae. Asplenuim viríde.
Davalía canariensis.
Además también viven numerosos grupos de musgos y algas.

Debido a las características de la boca, la zona pteridofítica se mezcla con la zona espermatofítica.
La Davalía cnariensis varia entre 5 y 15 cm. en la zona de luz, mientras que solo 2 y 3 cm, aunque alarga las raíces a más profundidad.

SIMA DE ORILLALEJO :

La sima de Orillalejo es la mas alta de las tres cavidades del monte San Cristóbal.
La sima se abre dentro de un entrante, lo que dificulta la vida vegetal, sobreviviendo únicamente algunos pequeños helechos y algas.
Dentro de este entrante y de la dolina se encuentran bastantes vegetales aunque debido a la escasa altura y situación entra poquísima luz por lo que la zona espermatofítica se reduce únicamente a la dolina.
A continuación la zona pteridofítica, donde se ven los mayores ejemplos de gigantismo, se mezclan los helechos y los briófitos.

RELACIÓN DE PLANTAS DE LA SIMA DE ORILLALEJO:
Fanerógamas:
Compuestas:
- Billis perennis Geraniaceas:
- Geranium cataractarum
- Crepis asturica
- Hypochoterís glaba
-Leucanthemisis alpina
 Globulariaceas:
-Globulariana cordofolia
Cariofiláceas:
-Petrocoptis viscosa
-Saxifragaceas:
-Saxífraga bryoides
-Violáceas:
- Viola orodata.
 Rosaceas :
-Gerumrivale Linaceas:- tinumcatharticum
                                         Ranunculáceas:


- Ranunculus carinthiacum Urticáceas :- Urtica urens

El límite de luz marca claramente la zona de vida de la fanerógamas que rodean la boca, entrando en algunos casos tímidamente.
En otros casos, algunos ejemplares como Leucanthemisis alpina, Linum catharticum y Globulariana cordifolia sólo se encuentra en la dolina de entrada.
Las muestras varían entre los 10 y los 30 cm, como en el caso de Úrtica urens que mide 30 cm. a 0,5 m. de la boca, para disminuir a 15 cm a 2 m. Lo mismo ocurre en el caso de Gerum rivale.
La mayoría de las fanerógamas de esta cueva no poseían flores en el momento del estudio. La primera vez que se tomaron muestras, a mediados de mayo, la boca estaba cubierta por una gran masa de nieve. Además desde principios de junio en adelante las temperaturas fueron bajas con abundantes lluvias.

CRIPTOGAMAS:
Pteridofitos:
- Asplenium trichomantes
- Hymenophyllum tunbrígnens
- Isoetes histrix Bory
      - Asplenium viride Briofitos: Musgos:
- Rhacomitrium Canescens.
También se han encontrado diversas muestras de musgos, así como paredes tapizadas de algas verdes y azules.
Además es la única de las tres cuevas en la que se encuentran líquenes, aunque en un espacio muy reducido.
Los pteridófitos comienzan a verse a unos dos metros de la boca. Tienen en común sus pequeñas dimensiones ya que no sobrepasan los 40 mm. Además de ser muy abundantes todos en toda la boca.


COMPARACIÓN ENTRE LAS CAVIDADES

Las tres cuevas tienen en común unas grandes dolinas de entrada, lo cual favorece la vida vegetal bastantes metros hacia el interior, además de tener bajas temperaturas y un alto índice de humedad.
La sima de San Cristóbal esta entre los 8 y los 10 grados y hay un 92 % de humedad. La cueva de Cerrauco es la mas fría de la provincia con una temperatura anual de 9 grados en la galería superior y de 3,5 grados en la inferior con un 91 % de humedad.
No en todas las cavidades los vegetales sufren las mismas adaptaciones en los mismos lugares, aunque si que en las tres los limites de vida para las mismas especies están muy marcadas.
A continuación se muestra el cuadro de comparación de vegetales entre las tres cuevas.
SIMA DE                 SIMA DE                   CUEVA DE
ORÍLLALEJO       SAN CRISTÓBAL    CERRAUCO
Rhac. canes.         Rhac. canes               ——
Asp. trích.              Asp. trích.              Asp. trích.
——                        Asp. petra.            Asp. petra
Billis per.               Bíllis per.               Bülis per.
Petro. vis.             Petro. vis.               ———
Saxi. bryo.            Saxi. bryo.              ———
Hypoch. gla.         Hypoch. gla.          ———


Las muestras de Asplenium trichomantes son las más abundantes en las tres cuevas, encontrándose ejemplares incluso en la zona de penumbra, y/o en recodos con mínima iluminación, aunque naturalmente en estos casos son estériles.
Raramente se encuentra mayor de 10 cm. Aunque se puede observar como evoluciona para después disminuir de tamaño hasta desaparecer. El tamaño mínimo que se ha encontrado ha sido 1,5 cm.
Las paredes de las tres cavidades están cubiertas por algas, verdes y azules, a partir de los 8m hasta los 20 m.


En el caso de la sima de San Cristóbal, se accede al interior de la cueva a través de una pequeña gatera que esta en la sala de la base del pozo. Esta sala esta prácticamente en penumbra con numerosas zonas oscuras. Las algas se encuentran recubriendo las paredes de la zona de penumbra.
Debido al pequeño paso de entrada a la galena horizontal no es posible la vida de las plantas mas adentro.
También son comunes los hongos que habitan sobre los troncos que hay en el interior de las simas y de la cueva.
Sólo son tres los tipos de fanerógamas comunes a las tres cavidades. En cada caso solo se han encontrado grupos muy reducidos, no en la dolina de entrada, donde si viven numerosas plantas con flores, si no en el interior de la boca.
Siempre son plantas pequeñas, con flores minúsculas, con claros síntomas de fototropismo, encontrándose solas.

CONCLUSIONES:
Después del estudio de las cavidades del monte San Cristóbal se han llegado a las siguientes conclusiones:
PRIMERA : Se han encontrado 19 fanerógamas de origen rupícola 7 pteridófitas, 1 liquen, 1 hepática y numerosos musgos y algas. En total 17 fanerógamas y 9 criptógamas clasificadas.
SEGUNDA : La mayoría de los pteridófitos encontrados y espermatófitos son rupícolas.
TERCERA : El grupo vegetal mas importante es el de los briófitos y las algas, que
son los que mejor resisten la falta de luz, cubriendo extensas zonas en las paredes de las grutas.

CUARTA :  El modelo de zonas de las cuevas estudiadas es el siguiente :
1-) Zona espermatofítica, en la boca, con abundante luz solar y poca sombra, donde dominan las plantas con flores,aunque en zonas de sombra hay heléchos.
2-) La segunda zona pteridofítica, también iluminada pero con abundante sombra y humedad, donde se encuentran algunas fanerógamas ya estériles y aisladas y numerosos briófitos mezclados con los pteridofito.
3-) Una tercera zona ficofítica con poca luz en la que viven algunos briófitos estériles y reinan las algas a partir de los ocho metros hasta los veinte.

4-) La ultima zona en completa oscuridad se halla presentada por los hongos parásitos sobre materia orgánica aportada desde el exterior o sobre guano de murciélago.



BIBLIOGRAFÍA
GONZÁLEZ MARTÍNEZ, D. (1987): Plantas de los caminos de La Rioja.
JERMY, C. y CAMUS, J. (1991): The Illustratred Field Guide to Ferns and Allied Plants of the British Isles.
HERRERO-BORGOÑÓN PÉREZ, J.J. (1987): La flora de las simas ROSE, F. (1987): Clave de plantas silvestres.
FERNÁNDEZ CASAS,  J.   CEBALLOS A.   (1982):  Plantas Silvestres de la Peninsula Ibérica. Rupícolas.
FONTIQUER, P. (edición actualizada de Oriol de Bolos. 1979): Iniciación a la botánica.




 

EL ECOSISTEMA SUBTERRANEO


      Juan Armendáriz Andréu



La biosfera está formada por el conjunto de seres vivos que pueblan la superficie de la tierra. Esta capa geológica está constituida por animales, vegetales y microorganismos de formas y características  adecuados a cada lugar y clima, substrato y condiciones ambientales que habitan.

No es pues una capa homogénea en su composición, sino que está constituida en base a unas grandes unidades llamadas ECOSISTEMAS.

Cada Ecosistema está formado por la combinación de unos factores "ABIOTICOS" o inertes, y otros "BIOTICOS" o vivos.

Como factores ABIOTICOS tenemos: El clima (temperatura; presión; humedad). El suelo. La luz.

Los factores BIOTICOS se pueden dividir en dos grandes grupos: Productores y consumidores.

Podemos ver como ejemplos de ecosistemas una playa, un lago, un bosque, un desierto etc.

Las cavidades subterráneas son también ECOSISTEMAS. Dentro de una cueva se pueden encontrar toda esta serie de factores abióticos y bióticos que determinan el desarrollo de la vida. La alteración de alguno de estos factores perjudica notablemente todo el ecosistema subterráneo.

La principal característica del mundo subterráneo es la ausencia total de estímulos luminosos, lo que condiciona el crecimiento de las plantas verdes. Esta característica también influirá en la fauna subterránea.

La temperatura en las cuevas acostumbra a ser estable, siendo la media de temperatura la de la zona donde está ubicada su entrada. También influirá en la temperatura la forma de la cavidad; si es ascendente o descendente, horizontal o vertical, las capas y corrientes de aire formaran zonas más frías o más cálidas según la estación del año y el desplazamiento de las masas de aire es el responsable de la evolución climática de la cavidad.



Otro factor determinante del ecosistema subterráneo es la humedad. Los valores de humedad relativa en algunas cavidades se encuentran siempre próximo a la saturación (100%)





LA LUZ:

La luz blanca visible es algo que no existe ya que la luz visible está formada por una serie de vibraciones, las cuales constituyen solo una parte mínima de unas ondas llamadas electromagnéticas que viajan por el espacio a una velocidad de 300.000 Km. por segundo.

Se llama longitud de onda a la distancia que existe entre la cresta de una onda y la cresta de la siguiente.

El ojo humano solo puede percibir la vibraciones de una longitud de onda que oscile entre los 400 y 700 nanómetros (1 nanómetro = millonésima de metro 0,000000001). Son precisamente estas vibraciones las que conocemos como luz.

La vibraciones inferiores a los 400 nm. se conocen como luz ultravioleta y la de más de 700 nm. como luz infrarroja. La luz blanca es la suma de las diversas longitudes de onda que construyen la luz visible, más la ultravioleta y la infrarroja.

Si hacemos pasar un rayo luminoso por un prisma y proyectamos la luz transmitida sobre una superficie, veremos que dicha luz se descompone en una banda de distintos colores que van del rojo hasta el violeta, de manera parecida al  arco iris. Es a esta banda a lo que se llama espectro visible, el cual posee un número infinito de matices entre los que destacan el rojo, el verde y el azul. Por encima y por debajo de estas vibraciones se encuentran las invisibles que contribuyen a formar la luz blanca y son conocidas como "infrarrojo y ultravioleta".

 Por lo dicho anteriormente, sabemos que lo que llamamos luz blanca no es otra cosa que un conjunto de los distintos colores que se hallan en el espectro, de una mezcla adecuada de todos ellos, a los que hay que añadir el infrarrojo y el ultravioleta.

De toda la banda de colores que es el espectro visible, tres son suficientes para formar la luz blanca  si se mezclan en cantidades adecuadas, por esta razón reciben el nombre de primarios y son el azul el verde y el rojo.

Sus longitudes de son:            Azul............... de 450 a 500 nm.

                                             Verde...........  de 500 a 560 nm.

                                              Rojo...........  de 640 a 720 nm.



Para medir la intensidad de la luz se ha tenido que recurrir a la artificiosidad de la "temperatura color".

Si se conecta una bombilla normal a un elevador -reductor y se hace llegar poca tensión a la lámpara, se observará que la luz que produce es poca y muy rojiza, porque la poca tensión hace que el filamento se caliente muy poco. Al ir elevando la tensión, a la vez de ganar intensidad luminosa, ésta se va haciendo más blanca. Conociendo pues, la temperatura del cuerpo incandescente, tendremos una idea de "blancura" de luz que produce, midiéndose en grados absolutos o Kelvin (grados K).

El sol al salir o al ponerse emite una temperatura de color entre los 2.000 y 4.000  gr.K. El sol a medio día emite unos 5.400 gr.K. y una lámpara incandescente de estudio puede emitir hasta 3.200 gr.K.

La entrada de luz en las cavidades viene determinada por las características de la boca de la cueva. Según esté orientada al norte o al sur; las dimensiones de la boca; el color de las paredes permitirán una mayor o menor penetración de los rayos luminosos, dividiendo a la cueva en tres sectores:

                   - ZONA UMBRAL: Zona cercana a la boca de la cavidad, por lo que recibe una intensidad luminosa próxima a la mitad de la exterior.

                   - ZONA SUBUMBRAL: Zona intermedia a la que llegan los rayos lumínicos con una menor intensidad.

                   - ZONA INTERNA: En esta zona desaparecen totalmente los estímulos luminosos siendo la oscuridad total.

 CLIMATOLOGIA:

Al igual que en la superficie, en el interior de las cavidades el clima esta formado por un conjunto de fenómenos que se mantienen, pero que se tiene que estudiar por separado.

La Temperatura es el factor fundamental y puede estudiarse simultáneamente para el aire, el agua y la roca.

La densidad del  aire o presión atmosférica de la que resultan los movimientos del aire dentro de la cavidad.

 El grado hidrométrico que estudia la cantidad de vapor de agua que contiene el aire y que puede condensarse en las paredes y el no menos considerable contenido en gas carbónico.

La Temperatura:

La temperatura del aire de las cavernas suele considerarse constante poseyendo la media anual del lugar en donde se encuentra enclavada la cavidad.

En una primera observación este hecho parece cierto, puesto que las variaciones dependerán fundamentalmente de la altitud y de la latitud de un lugar determinado,  pudiendo variar ligeramente unos pocos grados entre invierno y verano. Las temperaturas de las cuevas situadas a gran altura tendrán temperaturas más bajas  que las situadas a menor altitud. De igual forma las cavidades situadas a menor latitud tendrán temperaturas mayores.

Dentro de las cavidades se considera una zona donde la temperatura puede variar, seguida de una zona "invariable" que se encuentra a una profundidad determinada, según el tipo de roca, suelo, climatología de la región etc. Pasada esta zona invariable, la temperatura puede aumentar o disminuir de nuevo según las características de la cavidad, no representando ninguna influencia el grado geotérmico en cavidades de gran profundidad.

El tipo térmico normal se puede observar principalmente en cavidades verticales, simas, cuya boca de acceso es de pequeñas dimensiones y de estructura angosta, con pozos unidos entre sí a pasos estrechos, se encuentra después de una zona superficial de elevada variabilidad y una zona invariable, un aumento de la temperatura que parece superior a lo que sería de esperar sólo por la diferencia de altitud

Estas condiciones también se observan en cavidades horizontales, variando la temperatura a medida que se aleja del exterior.

El tipo térmico inverso, corresponde no al aumento sino al descenso de la temperatura una vez superada la zona invariable. Este hecho acostumbra a producirse en cavidades de grandes bocas y pozos amplios y sencillos de estructura, produciéndose una estratificación en las capas de aire que se va enfriando a medida que se desciende.

Este fenómeno de inversión de la temperatura es consecuencia del hecho de que el aire frío es más denso que el caliente, acumulándose en los fondos y calentándose el aire de las zonas altas. Es por ello que cavidades descendentes acostumbran a ser cavidades frías registrándose temperaturas más bajas que la de la media anual del lugar.

La circulación del aire puede modificar las condiciones estáticas de temperatura, sobre todo en cavidades con varias entradas, aunque los circuitos de convención pueden provocar pequeños movimientos de aire también en cavidades de una sola entrada, debido a que en el proceso térmico normal, el aire caliente, siempre más ligero que el frío, tenderá a situarse en los techos mientras que el frío más pesado se situará en el suelo, formándose lo que se conoce en el ámbito espeleológico como " circulación en saco de aire "en cavidades de una sola entrada y en " tubo de viento " en las de más de una entrada.

La circulación en saco de aire variará según las estaciones y también según si la cavidad es ascendente o descendente.


Verano: cavidad ascendente =        El aire caliente penetra por la parte alta de la cavidad, se enfría en el interior y sale el aire frío por la parte inferior.


Invierno: cavidad ascendente =       El aire frío penetra en la cavidad por la parte baja, se calienta en el interior y sale aire caliente por la parte alta.


Verano: cavidad horizontal:=          El circuito sería más o menos importante, conservándose bolsas de aire frío en las zonas deprimidas.


Invierno: cavidad horizontal  =       Se invertirían los términos quedándose las bolsas de aire    caliente en las zonas abovedadas.



Verano: cavidad descendente =      El aire caliente entra por la parte alta, enfriándose al llegar al fondo de la cavidad. Queda una bolsa de aire frío permanente y el circuito quedaría mucho más corto.


Invierno: cavidad descendente =    El aire frío entra por la parte baja, calentándose al llegar al  fondo de la cavidad, saliendo por la parte alta de la cavidad.



En primavera y otoño se puede formar una inversión de las corrientes durante el día, aspirando el aire frío o caliente según las horas del día.

Las cavidades ascendentes de una sola boca siempre tenderán a ser más cálidas y las descendentes más frías, siendo las horizontales las que mantienen un equilibrio con la temperatura media del lugar considerado.

La circulación en tubo de aire se localiza en las cavidades que disponen de más de una abertura situadas a distintos niveles de altitud. En estas cavidades la boca superior absorberá en verano el aire caliente que, después de enfriarse en el interior de la cavidad, saldrá por la boca inferior, cambiándose el sentido en invierno, ya que el aire frío que penetra por la boca inferior se calienta en el interior de la cavidad saliendo por la boca o bocas superiores.

El estado higrométrico del aire en el interior de las cavidades es muy elevado, llegando casi al 100% por lo que hay saturación y condensación del vapor de agua. Esto puede suceder siempre que el aire esté en reposo, teniendo el aire en movimiento un grado higrométrico más débil, permitiendo la evaporación del agua subterránea.

Lo que permite contener más o menos vapor de agua en el aire es la temperatura. A mayor temperatura el aire contendrá un mayor índice de humedad, pudiendo contener a una temperatura de +30º, 30,3 gramos de vapor de agua.

En verano, al penetrar el aire caliente en la cavidad, se va enfriando a medida que gana profundidad, llegando en poco tiempo a la saturación. En invierno, el aire frío con menor grado higrométrico, le cuesta más llegar a la saturación incluso puede no alcanzarlo.

En las cavidades que funcionen como "tubo de viento", al aspirar el aire caliente por las entradas superiores en verano, este se enfría progresivamente al penetrar en la cavidad. Los primeros metros recalentados provocan por lo general una disminución de la humedad en las paredes y la evaporación de las charcas de agua; pero al irse enfriando provoca consecuencias opuestas en la parte inferior. Aquí se produce una condensación abundante y el agua chorrea por las paredes siendo una de las consecuencias de la formación de redes kársticas en ausencia de lluvias estivales, explicando el funcionamiento de ríos subterráneos en períodos de sequía exterior.

En invierno, el aire ascendente provocará un enfriamiento en la parte baja de la cavidad, llegándose a formar incluso hielo en la proximidad de las entradas, produciéndose un recalentamiento de las zonas altas que puede provocar un desecamiento de la paredes y la evaporación del agua, exceptuando los últimos metros donde la brusca bajada de la temperatura puede provocar la formación de nuevas condensaciones e incluso hielo. En consecuencia, tanto en saco de aire descendente como en tubo de viento la cavidad se mostrará mucho más seca en invierno que en verano, exceptuando las zonas próximas a la entrada.





 LA BIOESPELEOLOGIA

Al visitante que entra por primera vez en una cueva o sima, le puede parecer que, donde impera la oscuridad, la roca y el barro, es un mundo azóico, sin vida. Pero al fijarnos  veremos que sí existe vida, pues veremos moverse a unos pequeños seres que se han adaptado a este " ecosistema subterráneo".

Al estudio de los seres vivos que habitan el mundo subterráneo se le denomina " bioespeleología", término introducido por " Vire" en 1904 y se divide en dos grandes ramas: la espeleozoología y la espeleobotánica.

Los estudios zoológicos han precedido en mucho a los botánicos, pues ya en el siglo XVII se tenia conocimiento de un anfibio que habita en los ríos subterráneos de Eslovenia al que denominaron " OLM" , y que en 1781 el profesor Laurenti le dio el nombre de " Proteus anguinus". En 1831 el Conde Von Hohenwert descubre, también en Eslovenia; uno de los coleópteros más sorprendentes y evolucionados.

Pero no es hasta 1907 que los profesores Racovitza (rumano) y Jannel (francés), dan un impulso a la bioespeleología y se les puede considerar como los fundadores de esta nueva ciencia.

El hábitat hipogeo


Extensión:

Es difícil de limitar el hábitat subterráneo ya que no se limita a las cavidades accesibles la hombre, extendiéndose a toda la red de micro fisuras, grietas etc.


BIOTOPOS DEL MUNDO SUBTERRANEO (Según O. Escolá)

Cavidades naturales: cuevas;

Sistemas de fisuras: fisuras impenetrables y cavidades tectónicas.

Cavidades artificiales: minas, tumbas, túneles

Medio endógeno: dentro de l suelo.

Medio muscícola: dentro del musgo.

Medio humícola: dentro del humus de los bosques. (Tiene mucha importancia en medios tropicales).


Medio foleófilo: habitaciones de vertebrados.

Cavidades marinas: generalmente la fauna no sufre ninguna modificación de importancia, excepto en los Jameos del Agua (Lanzarote).

Endógenos:                        muy abundantes y adaptados.

Aguas subterráneas:           Ríos subterráneos, gourgs, lagos.

Fondo de los lagos:            Niphargus foreli, Asellus foreli son troglobios.

                 Medio intersticial:              Arenas de playas y mares. 
                 Playas de estuarios.

Arenas de ríos subterráneos.

 Capa freática.



CLASIFICACION SEGUN SCHINER Y RACOVITZA.



TROGLOXENOS: Habitantes accidentales, llegan circunstancialmente y     pueden habitar en períodos de tiempo más o menos variables.

TROGLOFILOS:     Se encuentran frecuentemente en el medio subterráneo, aunque se les puede encontrar en otros medios.

TROGLOBIOS:       Solo viven bajo tierra. Presentan generalmente cambios morfológicos.


ESPELEOBOTANICA.

La colonización del mundo subterráneo por las plantas viene determinada por la falta de estímulos luminosos en el interior de las cavidades. A medida que se penetra en una cavidad se observa como varían los vegetales, ya que las plantas necesitan de la luz solar para realizar la " fotosíntesis”.


El mundo vegetal se divide en dos grandes grupos que abarcan a todas las especies:

" CRIPTOGAMAS " que se dividen a su vez en dos grupos según tengan clorofila y por tanto fotosíntesis o no la tengan.

" FANEROGAMAS "  también denominadas " espermafitos " ( plantas con semilla ) y " autofitos " (plantas con flores ). Ocupan el lugar más elevado en la escala sistemática, ya que son las más evolucionadas.




ADAPTACIONES MORFOLOGICAS :

Debido a la disminución de estímulos luminosos, las plantas, para poder aprovechar mejor la escasa radiación, presentan una serie de modificaciones:



                                   - Alargamiento de los tallos.

                                   - Orientación hacia la zona luminosa.

                                   - Ensanchamiento del limbo foliar.

                                   - Decoloración de los tejidos.



También pueden alterarse las funciones reproductoras. En las " espermatofitas " disminuye el número de flores y semillas.

Los helechos pueden conservar el aparato esporífero, pero la capacidad germinativa de las esporas puede llegar a ser nula.

Los musgos pueden llegar a convertirse en adultos, siendo estériles.

Las algas verdes pueden adaptarse muy bien a la oscuridad y reproducirse por escisiparidad.

Los hongos no son afectados.

CONSECUENCIAS DE LA LUZ ARTIFICIAL: En cuevas habilitadas para la explotación turística, se hace necesario la luz artificial para facilitar la visita a las mismas y que va a ser causa de alteraciones del ecosistema primitivo. Los estímulos luminosos prolongados, ocasionados por las lámparas favorecen la aparición de poblaciones de plantas, algas, musgos e incluso helechos que deterioran las concreciones, pinturas etc.


ESPELEOZOOLOGIA.

Características morfológicas:

La conquista del medio subterráneo, supuso para la fauna cavernícola un reto para superar toda una serie de obstáculos, pero que les ofrecía a cambio una menor competencia para subsistir, lo que les supuso una adaptación a este medio a través de una serie de modificaciones en su morfología.



Anoftalmia:                 La regresión del aparato ocular es más que frecuente en los troglóbios.

Despigmentación:       En una inmensa mayoría, los troglóbios acusan la falta de pigmentación.

Asterismo:                   Los troglóbios son de manera muy regular ápteros, (tienen las alas        atrofiadas) sobre todo muestran esta particularidad los coleópteros, sin embargo los elitros no están  nunca atrofiados.

Apéndices y cuerpo:   Por norma general, los troglóbios presentan un alargamiento de los apéndices, patas y antenas. En el caso de las antenas puede ser consecuencia del aumento de los órganos sensoriales. En el caso de las patas no esta muy claro que sentido adaptativo puede tener.

Medida:                       También parece ser que los troglóbios poseen una medida del cuerpo superior a sus  parientes que viven en la superficie.        


Reproducción:             La inmensa mayoría de los troglóbios es ovípara, dándose pocos casos de viviparismo. Realizan diversas puestas en un cierto periodo de tiempo, con un número de huevos  más reducido que el de sus semejantes epigeos, aunque  de mayor tamaño, lo que determina un proceso larvario más corto.

Alimentación:              Para la fauna cavernícola las Fuentes alimentarías son más numerosas y variadas de lo que se pudiera suponer.
                                   
                                    En primer lugar existen las aportaciones efectuadas por las corrientes de aire, que transportan bacterias, esporas de  hongos, polen, etc., a lo que se ha llamado “aero – plancton” y que constituye la base de la pirámide alimenticia de los cavernícolas.
                                   
                                    Las corrientes de agua subterránea arrastran a veces restos leñosos, hojas, seres más o menos microscópicos y también cadáveres de animales de medidas superiores.
                                   
                                    En las bases de los pozos de entrada de las simas se acumulan restos de los humus y restos de troncos y hojas, así como de otros restos de animales. El guano de los murciélagos es otra fuente de alimentación para la fauna cavernícola, 

Comportamiento:        Todos los animales desarrollan unas actividades que no siempre son continuas, siendo mas bien cíclicas, pudiendo ser estos ciclos debidos a la alternancia día noche (ritmo nictimeral), o a la sucesión de estaciones (ritmo estacional).
                                    Dentro de los animales cavernícolas, los troglobios, no se presenta este ciclo nictimeral. Presentan unas tasas de actividad pero no ligadas a día – noche.

                                    El ciclo estacional existe en algunos cavernícolas pero más atenuado, en lo que se refiere al ritmo estacional de reproducción.
                                   
                                    No se tiene datos suficientes todavía sobre la estivación – hibernación de los cavernícolas, que podría darse en glaciares o cuevas situadas en alta montaña, aunque algunas especias acuáticas tienen una especie de estivación que les permite soportar épocas de desecación total o parcial de las cuevas.
                                    El comportamiento de los cavernícolas es extremadamente variado y poco conocido. 



 BIBLIOGRAFÍA

B. Geze;  La Espeleología Científica.-  Roberto García Nieves; La conservación de las cavidades.-  Juan J. Dueñas; Conceptos elementales de biospeleología.-  Centre de protecció de les cavernes i l'entorn; Boletín nº 8 La enfermedad verde por Cristiane y André Slagmolen.- Curso CEAC de fotografía; La luz.- Escola catalana d'espeleología; Introducció a la biospeleología por O.Escolà, X Bellés, C. Gracia.











No hay comentarios:

Publicar un comentario